Alimentación Consciente

Semillas de Chia: fuente de omega3

chia

Por su contenido de omega 3 ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos. 

Ayuda a regular la coagulación de la sangre, células de la piel, membranas, mucosas y nervios. Esto favorece la regeneración de los tejidos.

Permite el crecimiento y la regeneración de tejidos durante el embarazo y lactancia.

Es la mayor fuente vegetal de ácido grasos omega-3.Estas grasas también contenidas en la linaza y el pescado de agua fría son esenciales para la salud.

Contiene proteínas completas proporcionando todos los aminoácidos esenciales. Esto es importante para las personas vegetarianas.

Mejora la salud cardiovascular.

Facilita la digestión.

Aumenta la inmunidad.

Mejora la movilidad y funcionamiento de las articulaciones

Refuerza los niveles de energía y concentración.
En virtud de todo esto, es que las semillas de Chia, como fuente poderosa de salud, es recomendada para tratamientos nutricionales para bajar el colesterol y mejorar la salud cardiovascular.


Fibra
La chia aporta 27,6 gr. de fibra por cada 100 gr. de semilla, lo que equivale al 100% de las recomendaciones diarias para la población adulta.

La fibra tiene la capacidad de aumentar el volumen del bolo fecal que transita en el tubo digestivo. Esto se debe principalmente a su capacidad para absorber una importante cantidad de agua. En consecuencia, la materia fecal, producto final de la digestión, se torna más voluminosa y suave, debido a que se encuentra más hidratada. Además, el aumento de tamaño del bolo fecal estimula el tránsito intestinal, lo que reduce su tiempo de permanencia en el aparato digestivo, a la vez que ayuda a regular los movimientos intestinales, evitando el estreñimiento, la diverticulosis, el cáncer de colon.

Por otro lado, la fibra puede formar disoluciones con el contenido gastrointestinal, de tal forma que las sustancias que tienen que absorberse les cuesta más hacerlo, como le sucede a la glucosa (azúcar) y a las grasas. Gracias a esta función, la fibra contribuye a la prevención de múltiples enfermedades como la enfermedad cardiovascular, diabetes, como se ha demostrado en innumerables estudios epidemiológicos.

Las proteínas
La chia contiene 19-23% de proteína. Una cantidad mayor que los cereales tradicionales como el trigo (13.7%), maíz (9.4%), arroz (6.5%), avena (16.9%) y cebada (12.5%). Los resultados obtenidos indican que la chía es una fuente proteica de buena calidad por lo que es altamente recomendable la  incorporación de esta fuente alimenticia no tradicional a la dieta habitual como complemento de otros alimentos.

La proteína de la chia es libre de gluten. El gluten causa la enfermedad celiaca.

Vitamina B
La chia es una buena fuente de vitamina B. Si se compara el contenido de vitaminas de la chia con otros cereales, se muestra que esta es mas alta en niacina que el maíz, la soja y el arroz. El contenido de tiamina y riboflavina es similar al del arroz y el maíz.

La Chia es una excelente fuente de calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y cobre.

La chia tiene 6 veces mas calcio, 11 veces mas fósforo y 4 veces mas potasio en 100 gr. que la leche.

Los niveles de hierro de la chia son muy altos, siendo inusual este nivel para las semillas. Comparando el nivel de hierro que contienen la chia con otros productos tradicionales que son conocidos como fuentes de este mineral, la chia tiene 6, 1.8 y 2.4 veces mas hierro en 100 gr. que la espinaca, las lentejas y el hígado, respectivamente.

Antioxidantes
Los antioxidantes mas importantes que contienen la chia son el ácido Clorogénico y el ácido Cafeico, además de contener Miricetina, Quercetina y Kaempferol. Ambos compuestos  son antioxidantes primarios y sinérgicos y contribuyen en una mayor proporción a la fuerte actividad antioxidante de la chia .

Muchas investigaciones demuestran que la Quercetina es un poderoso antioxidante capaz de prevenir la oxidación de las grasas, proteínas y ADN y que estas propiedades antioxidantes son significativamente más efectivas que la de otros compuestos flavonoides. El ácido Cafeico y el ácido Clorogénico, protegen de los radicales libres e inhiben la peroxidación grasa. Estas propiedades antioxidantes son mucho más fuertes que las del ácido ferulico, además de antioxidantes comunes como la vitamina C (ácido ascórbico) y vitamina E (alfa-tocoferol)

Estudios epidemiológicos indican que el consumo de altos niveles de alimentos y bebidas ricos en compuestos antioxidantes, pueden protegernos contra enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón y cáncer de estomago. En particular, los flavonoides como la Quercetina tienen una estrecha relación en la disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular.

El Jengibre: alimento medicinal

jengibre (450x300)

En la medicina ayurvédica de la India y en la Medicina Tradicional China el Jengibre ocupa un lugar importante, ya que es considerado, desde hace muchos siglos, un alimento con excelentes propiedades medicinales y también culinarias.

Esta planta de curación natural se ha utilizado sobre todo para las náuseas, dolor de estómago y mareos.

Tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas, y contiene antioxidantes fenólicos, que ayudan a protegerte contra las enfermedades causadas por el daño oxidativo, incluyendo enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y cáncer.

El jengibre también exhibe potenciales antiproliferativos, lo que significa que también puede ser útil como un agente quimiopreventivo. Un estudio británico ha descubierto que la actividad anticancerígena in vitro e in vivo de jengibre, puede hacerlo eficaz al controlar ciertos tipos de cáncer.

El jengibre fresco es un gran tratamiento para
, que acompaña al resfrío y la gripe. El jengibre es especialmente bueno para el resfrío cuando está servido en un té, por ejemplo con limón y miel, ya que estimulan el sistema inmunológico.

También se ha descubierto que el jengibre ofrece potentes beneficios cardiovasculares mediante la prevención de la aterosclerosis y la reducción de los niveles de colesterol. Se ha descubierto que el jengibre también previene la oxidación de la lipoproteína de baja densidad (LDL).

No todos pueden tolerar el jengibre, pero si te gusta esta planta aromática podés prepararlo de la siguiente manera. El jengibre fresco funciona muy bien como un té en agua hervida con miel pura, rallado en un jugo vegetal, o añadido a las comidas, por ejemplo salteado con verduras, picado o rallado sobre pescado, o agregado a salsas o aderezos.

Podés comprar caramelos de jengibre en los locales de alimentos naturales o en los mercados orgánicos, aunque sólo deberías consumirlos en pequeñas cantidades. El jengibre en polvo también se consigue fácilmente, pero es mucho mejor si utilizás la raíz fresca, que se puede conseguir en el Barrio Chino o en algunos supermercados y verdulerías de la ciudad.

Calorías vacías, ¿qué son y dónde están?

azucar-calorias-01

La expresión “calorías vacías” se emplea con frecuencia en el ámbito de la nutrición. Pero, ¿qué significa? Este concepto se refiere a alimentos que aportan una cantidad importante de energía, pero muy pocos nutrientes o ninguno. Este es el caso de ciertas bebidas o alimentos muy azucarados, harinas o azúcares refinados y alcohol. El siguiente reportaje profundiza en este tema, explica qué alimentos son los más tentadores y los más peligrosos por su contenido en calorías vacías, propone pautas sencillas para reconocer cuándo un alimento tiene la proporción adecuada de un nutriente y brinda ideas prácticas para mantener a raya el consumo de este tipo de calorías.

Los azúcares simples (o de rápida absorción) se encuentran de forma natural en algunos alimentos, como la leche (que contiene lactosa) o las frutas (que contienen fructosa). Sin embargo, estos alimentos naturales son también ricos en agua, minerales, vitaminas, fibra y proteínas. Por tanto, el aporte de azúcares simples está justificado, además de proporcionado, en relación a estos otros nutrientes.

Los alimentos con calorías vacías aumentan el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares

El problema radica en el consumo que hacemos de otros tipos de azúcar, bien porque los añadimos de manera voluntaria (azúcar de mesa, miel, mermelada, cacao soluble…) o porque se ha agregado en la elaboración de alimentos procesados, como galletas, golosinas, chocolates, gelatinas o bollería.

Cuando los alimentos que consumimos suponen una ingesta alta de calorías que no se acompañan de nutrientes interesantes, se habla de “calorías vacías”. La recomendación para personas de entre 2 y 18 años es que las calorías vacías ingeridas oscilen entre el 8% y el 20% de las calorías totales del día, según la edad. No obstante, el consumo actual ronda el 40%. El exceso es alarmante, entre otras razones, porque los alimentos con calorías vacías incrementan los factores de riesgo cardiovascular, algo que sucede por cuatro mecanismos simultáneos:

  1. El aumento calórico directo.
  2. La estimulación del apetito.
  3. Los efectos metabólicos adversos derivados del consumo de jarabe de maíz (rico en fructosa), que se utiliza en la industria alimentaria.
  4. El reemplazo de alimentos saludables.

Calorías vacías: los alimentos más tentadores y peligrosos

  • Los refrescos. Una lata equivale a unos seis terrones de azúcar. Según estudios de la Universidad de Yale, la probabilidad de que un niño sea obeso aumenta un 60% por cada lata de refresco que consume al día. Esta ingesta también se asocia con enfermedades como la diabetes y, en el caso de las mujeres, beber una lata diaria de refresco aumenta en un 23% el riesgo de padecer enfermedades del corazón.
  • Las bebidas “para deportistas”, estimulantes o energéticas. Cada vez se comercializan más, con un contenido excesivo de azúcar y, sin embargo, con insuficientes minerales (imprescindibles en la práctica deportiva).
  • Los zumos envasados. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda limitar el consumo de zumos y recuperar la fruta entera, más rica en fibra y con mayor capacidad de saciar.
  • El azúcar de mesa. También la miel, el cacao soluble y la mermelada.
  • Las galletas, los snacks y las golosinas, así como los dulces, la bollería, los helados y los cereales azucarados de desayuno. Algunos de estos alimentos, además, tienen un alto contenido en grasas saturadas y/o grasas trans y una elevada cantidad de sodio. En general, es prudente desconfiar de los mensajes publicitarios que nos dan estos alimentos (“ricos en fibra”, “ricos en hierro”, etc.) y fijarnos mejor en la etiqueta. Unas galletas, en apariencia, enriquecidas en fibra o en vitaminas pueden tener un contenido en azúcares y grasas tan alto que su aporte calórico sea parecido al de una tableta de chocolate. El simple hecho de que un alimento tenga un alto contenido en vitaminas no significa que sea saludable en absoluto si, en paralelo, contiene una excesiva cantidad de azúcar.
  • El alcohol. Una lata de cerveza (con alcohol) o una copa de vino aportan unas 85-100 kcal que no son utilizables por el músculo. Además, la cerveza añade el azúcar de la malta que se produce durante el proceso de fermentación. Aunque la cerveza contiene vitaminas del grupo B y ácido fólico, y el vino tinto alberga fenoles antioxidantes, cabe destacar que el exceso de alcohol disminuye el aprovechamiento de nutrientes que nos aportan los alimentos (proteínas, hierro, vitaminas del grupo B, calcio…), al punto de causar carencias y desnutrición.

Ideas prácticas para mantener a raya el consumo de calorías vacías

El azúcar y sus derivados son alimentos incompletos que deben restringirse en favor de otros que aporten hidratos de carbono complejos y nutrientes como proteínas, vitaminas o minerales, indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Por ello, siempre hay que estar atentos al consumo de calorías vacías, en especial, ante los denominados grupos de riesgo destacados por los nutricionistas: niños, adolescentes, embarazadas, lactantes y ancianos. En estos casos, los aportes correctos de nutrientes son esenciales. Las siguientes son algunas ideas para tener en cuenta:

  • “Mamá, papá, prefiero agua”. Este es el eslogan de una campaña que se desarrolla desde hace seis años en Argentina, después de que el CESNI (Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil) hiciera elestudio HidratAR. La investigación señalaba que, de los 2,05 litros de líquidos que se consumían de promedio cada día, tan solo el 21% era agua pura.
  • En la misma línea, de acuerdo con el Instituto de Investigación en Nutrición Infantil de Dortmund, Alemania, si se colocaran fuentes de agua potable en las escuelas, el riesgo de sobrepeso se reduciría un 31%.
  • Para los adultos, el agua, los tés de hierbas sin azúcar y la leche desnatada son buenas opciones, según el Instituto Americano de Cardiología. Además, la leche aporta calcio, magnesio, cinc y vitamina A.
  • Otra idea interesante es la ‘Iniciativa de equipo saludable’, promovida por la Universidad de Arizona para el Condado de Pima. El objetivo es concienciar a los padres de unas buenas prácticas en la recuperación nutricional de sus hijos después de la práctica deportiva. A menudo, los padres justifican dar a los atletas jóvenes snacks poco nutritivos, con mucha grasa y azúcar, porque piensan que los niños queman muchas calorías en el campo de juego y necesitan esa energía. El problema es que se sobrevalora el número de calorías que se queman y se minusvalora las que contienen lossnacks. Por ello, se informa a los padres sobre las calorías que se queman en el campo de juego y las proporcionadas por los snacks más populares. Un niño de 12 años que pesa unos 40 kg consumirá 160-170 kcal en un partido de baloncesto o fútbol (30 minutos), mientras que con una chocolatina de 45 g obtendrá 230 kcal vacías y con un refresco, 150 kcal vacías. No se trata solo de reemplazar las calorías gastadas, sino de la calidad de las calorías, que han de ser nutritivas.
  • Recordar que no hay un consumo aceptable o recomendado de refrescos, según el departamento de Salud Pública de California. Cualquier ingesta, no importa la proporción, puede ser perjudicial para el ser humano.

Cómo saber si un alimento tiene la proporción adecuada de un nutriente

Para empezar, es necesario que la etiqueta nos informe del porcentaje del nutriente según las recomendaciones diarias de consumo.

  • Si un alimento tiene un valor diario de 5% o menos de un nutriente, se considera que tiene un bajo contenido de tal nutriente.
  • Se estima que un alimento es una buena fuente de un determinado nutriente si su valor porcentual diario oscila entre el 10% y el 19%.
  • Si el alimento contiene un 20% o más del valor diario recomendado, se entiende que es una excelente fuente de ese nutriente.
Fuente: www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/2013/02/01/215587.php

El Ajo y la Cebolla: fuentes poderosas de salud

ajos-y-cebollas

Imprescindibles para la buena salud, el ajo y la cebolla son alimentos con propiedades curativas por excelencia

Utilizados desde siempre como medicina natural, y medios preventivos para todo tipo de enfermedades, en MEDICINA EN SALUD estimulamos el consumo de estos dos preciados alimentos, por sus virtudes, sabores y propiedades altamente sanadoras. 

EL AJO

Es el gran purificador de la sangre. El Ajo es quizás el remedio natural con mayores propiedades medicinales demostradas experimentalmente: efecto hipotensor a dosis altas, fluidificante de la sangre – muy utilizado por personas que han padecido trombosis, embolias o accidentes vasculares-, hipolipemiante -disminuye el colesterol LDL, es decir el nocivo para el cuerpo-, antibiótico y antiséptico general, estimulante de las defensas, y más.

Es considerado uno de los vegetales curativos más importantes. Por eso elegimos estimular su consumo, ya que es un medio preventivo y curativo en las distintas enfermedades.

Muy poderoso para prevenir y curar todas las enfermedades de las vías respiratorias, también se utiliza para eliminar parásitos, ayudar a quienes padecen de ácido úrico, y a proteger en la calcificación de las arterias. Previene la hipertensión y la mala circulación, ya que tiene una acción hipotensora.

Es estimulante, diurético y expectorante. El ajo ayuda a eliminar los viejos residuos que van quedando en el organismo, sus enzimas favorecen una buena síntesis de los ácidos grasos, ayudando a bajar el colesterol malo o LDL. Tiene un alto contenido de fósforo y de azufre, por eso se destaca como un sedante especial para los nervios. 

El órgano que más se beneficia con el ajo crudo, es el corazón. Si tenemos en cuenta, que el ajo es el gran purificador de la sangre, sacaremos como consecuencia que también es el gran fortalecedor del corazón. 

El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas, debido a que contiene un aceite esencial volátil llamado aliína, que se transforma en alicina, responsable de su fuerte olor y que se elimina por vía respiratoria. Aunque también tiene otras propiedades beneficiosas para el organismo: 

  • Estimula las mucosas gastrointestinales provocando un aumento de las secreciones digestivas y de la bilis.
  • Es diurético.
  • Aumenta las secreciones bronquiales, por lo que se dice que es expectorante, desinfectante y descongestionante.
  • Su consumo frecuente provoca vasodilatación (aumento del diámetro de pequeños vasos sanguíneos; arteriolas y capilares) lo que hace que la sangre fluya con mayor facilidad y que disminuya la presión sanguínea.
  • Por todo ello, el consumo habitual de ajo es muy recomendable en caso de parasitosis intestinales, cualquier proceso infeccioso y para aquellas personas que tienen hipertensión y riesgo cardiovascular.

LA CEBOLLA

La cebolla es un alimento de gran interés por su contribución a una dieta saludable y equilibrada. En la actualidad se realizan nuevos experimentos con ella, con el fin de determinar su aplicación para combatir enfermedades.

Las propiedades de la cebolla son interminables. Contienen sulfuro de arílico, un protector contra el cáncer. Está muy indicada en los regimenes para personas diabéticas porque contiene glucoquimina, que disminuye el nivel de azúcar en la sangre, además es diurética, favorece la digestión y es ligeramente laxante. Calma la tos, elimina las secreciones bronquiales y es estimulante. Resulta útil para evitar que suba la presión arterial. Tiene muy bajo contenido en azúcares, grasas y calorías, y posee fibra que ayuda a regular la función intestinal.

Debido a su contenido en vitaminas A y C, puede tratar todo tipo de enfermedades respiratorias. También gracias a su contenido de vitamina B es apropiada para el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso. Tiene propiedades antianémicas, gracias a que aporta también hierro y fósforo.
Protege contra infecciones y regula el sistema digestivo, manteniendo el balance de los fermentos digestivos y previniendo los parásitos intestinales.

Protege contra determinados tipos de cáncer, puesto que muy útil contra el Estroncio-90 (tóxico radiactivo de la atmósfera). También produce efectos beneficiosos contra numerosas enfermedades como la tuberculosis, diabetes, nefritis, reuma, ciática, gota, descalcificaciones óseas, senilidad glandular, bronquitis, catarros, insomnio, alcoholismo y tabaquismo, entre otras.

El profesor Capo (Francia) afirma que comer ensalada de cebollas crudas con aceite vegetal evita el debilitamiento sexual y crónico. También, que el caldo de cebolla es beneficioso para la próstata y los riñones. El científico sueco Are Vaerland llama a la cebolla el “radio del mundo vegetal”. Un grupo de doctores de la universidad de Newcastle afirmaron que la cebolla hervida, frita o cruda incremente la capacidad de la sangre para disolver coágulos internos, previniendo , de este modo, la trombosis coronaria.

Es un gran desinfectante, por lo tanto comerla sobre todo cruda, nos ayuda a protegernos contra las enfermedades infecciosas.. Otras de sus propiedades es que nos ayuda a combatir la caspa y la caída del cabello, haciéndonos fricciones en la cabeza, con su jugo frecuentemente. Contiene vitaminas y sales minerales, azufre, fósforo, hierro, calcio, sodio, magnesio etc….. 

En resumen, podemos afirmar que la cebolla juega un importante papel en la nutrición y la salud. Su consumo es óptimo tanto en crudo, como cocinado. Y además de sabrosa, es una fuente de vitalidad y salud.

El Limón: un fruto medicinal

Limón-sus-propiedades-y-beneficios-para-la-salud

El Limón es un fruto medicinal por excelencia, ya que posee grandes beneficios para la salud.

Es un aliado del aparato digestivo, combate problemas gastrointestinales y evita la formación de piedras en el riñón, artritis, artrosis y colesterol. Además, actúa como tónico del hígado.

En cuanto a sus beneficios nutricionales posee un alto porcentaje de Vitamina C, indispensable para la salud ósea y también de la piel y los vasos sanguíneos, siendo una excelente ayuda para eliminar los radicales libres. La Vitamina C  sirve como refuerzo de las defensas del organismo, evita enfermedades sobre todo las relacionadas con las vías respiratorias; el resfrío, ronquera, asma, gripe, etc.

El limón es una fruta que contiene una gran cantidad de fibra soluble buena para regular los niveles del colesterol malo y su contenido de ácido cítrico ayuda a fijar el calcio en los huesos,  aumentando la absorción de hierro,  y elimina los depósitos de grasa alojados en ciertas zonas del cuerpo, siendo además un diurético natural.

El limón es también rico en minerales: potasio, magnesio, calcio y fósforo. De estos minerales destaca la presencia de potasio, que resulta beneficioso en los casos de hipertensión arterial.

Entre sus componentes cuenta con la Vitamina P, que ayuda a tonificar los capilares y vasos sanguíneos, también cuenta entre sus componentes con la Vitamina PP  cuya función es la de prevenir la piel áspera, se trata de una vitamina necesaria para la piel, el aparato digestivo y el sistema nervioso.

Es un poderoso aliado de la belleza de la piel, ayuda a la buena circulación de la sangre, combate el insomnio y es un excelente antioxidante.

Una buena forma de incorporar el limón a tu dieta diaria, es exprimiendo su jugo en tus vasos de agua.

Leche de Almendras

leche de almendras

Las almendras son una gran fuente de calcio, y una de las semillas más alcalinizantes para el organismo, además de una fuente excelente de vitamina E.

La Leche de Almendras también se puede realizar con semillas de zapallo peladas, sésamo, o girasol.

Se puede agregar harina de algarroba o cacao amargo para realizar chocolatadas.

Se conserva hasta dos días en heladera.

Necesitamos: Licuadora de alta velocidad; Bolsa de algodón; Bol de vidrio

Ingredientes

  • 1 taza de almendras, activadas en agua 6-8 horas
  • 3 tazas de agua purificada
  • 1 pizca sal marina
  • cda. aceite de oliva extra virgen
  • cdita. extracto de vainilla
  • 1 cda. pasas de uva remojadas

Preparación

  1. Licuar las almendras activadas con 1 taza de agua durante 1 minuto
  2. Agregar las 2 tazas restantes de agua purificada a la licuadora y licuar medio minuto más
  3. Colar la leche con una bolsa de algodón o colador fino hasta extraer la última gota
  4. Devolver la leche colada al vaso de la licuadora
  5. Agregar la sal, el aceite, las pasas de uva, y la vainilla
  6. Licuar durante 1 minuto

Germinados y Brotes: alimentación viva

Brotes1

Los brotes de semillas o germinados son uno de los mejores alimentos que puede consumir un ser humano. La semilla es vida en potencia, es el origen de la vida, y el proceso de germinar las semillas y hacerlas brotar es una manera de multiplicar su potencial nutricional.

Los germinados y brotes son alimentos vivos, están llenos de vitaminas, minerales y proteínas en su forma más pura, y son fácilmente digeribles con la ayuda de las muchas enzimas que poseen.

  • Los nutrientes de los granos, semillas, legumbres, al ser brotados crecen más de un 20%.
  • Los granos y legumbres brotados suministran los ocho aminoácidos esenciales
  • Muchas de las proteínas de los brotes están pre-digeridas o descompuestas en sus aminoácidos, por lo que pueden ser fácilmente absorbidas por el cuerpo.
  • Los brotes están cargados de enzimas
  • Son alimentos estables, retienen sus valores nutritivos incluso luego de ser deshidratados o refrigerados.

¿Cómo hacer germinados y brotes?

Cualquier semilla, grano o legumbre puede ser brotada, si bien algunas son más sabrosas que otras. Se puede hacer en cualquier clima y no requieren sol ni tierra.

1.    Remojar: Lavar las semillas y dejarlas en remojo el tiempo recomendado, preferiblemente en agua filtrada o mineral

2.    Escurrir: Escurrir el agua y dejar las semillas en algún recipiente con agujeros, tela de algodón o colador.

3.    Lavado: Enjuagar los brotes 2 o 3 veces al día durante 2 a 5 días, según cada semilla, grano o legumbre. Asegurarse que los brotes estén suficientemente humectados y escurridos.

El tiempo que tardan las semillas en brotar puede variar según la temperatura y humedad. 

¿Por qué es tan importante el desayuno?

desayuno

Esta es una explicación muy buena realizada por la endocrinóloga Dra. Daniela Jakubowic, a cerca del proceso hormonal al comienzo del día.

 RIIINNNGGGG!!!!!!!!!

 Suena el despertador y el cerebro empieza a preocuparse:

 ”Ya hay que levantarse y nos comimos todo el combustible’”…………..

 Llama a la primera neurona que tiene a mano y manda mensaje a ver qué disponibilidad hay de glucosa en la sangre.

Desde la sangre le responden:’Aquí hay azúcar para unos 15 a 20 minutos, nada más’.

El cerebro hace un gesto de duda, y le dice a la neurona mensajera: ‘De acuerdo, vayan hablando con el hígado a ver qué tiene en reserva’.

En el hígado consultan la cuenta de ahorros y responden que ‘a lo sumo los fondos alcanzan para unos 20 a 25 minutos’.

 En total no hay sino cerca de 290 gramos de glucosa, es decir, alcanza para 45 minutos, tiempo en el cual el cerebro ha estado rogándole a todos los santos a ver si se nos ocurre desayunar.

 Si estamos apurados o nos resulta insoportable comer en la mañana, el pobre  órgano tendrá que ponerse en emergencia: ’Alerta máxima: nos están tirando un paquete económico. Cortisona, hija, saque lo que pueda de las células musculares, los ligamentos de los huesos y el colágeno de la piel’.

La cortisona pondrá en marcha los mecanismos para que las células se abran cual cartera de mamá comprando útiles, y dejen salir sus proteínas. Estas pasarán al hígado para que las convierta en glucosa sanguínea. El proceso continuará hasta que volvamos a comer.

 Como se ve, quien cree que no desayuna se está engañando: Se come sus propios músculos, se auto devora. La consecuencia es la pérdida de tono muscular, y un cerebro que, en vez de ocuparse de sus funciones intelectuales, se pasa la mañana activando el sistema de emergencia para obtener combustible y alimento.

 ¿Cómo afecta eso nuestro peso?

 Al comenzar el día ayunando, se pone en marcha una estrategia de ahorro energético, por lo cual el metabolismo disminuye. El cerebro no sabe si el ayuno será por unas horas o por unos días, así que toma las medidas restrictivas más severas.

Por eso, si la persona decide luego almorzar, la comida será aceptada como excedente, se desviará hacia el almacén de ‘grasa de reserva’ y la persona engordará.

La razón de que los músculos sean los primeros utilizados como combustible de reserva en el ayuno matutino se debe a que en las horas de la mañana predomina la hormona cortisol que estimula la destrucción de las proteínas musculares y su conversión en glucosa.

ASÍ QUE YA LO SABES AHORA…NUNCA MÁS SALGAS SIN DESAYUNAR, TU ORGANISMO TE LO AGRADECERÁ Y COMPENSARÁ CON MAYOR SALUD, MISMA QUE PODRÁS DISFRUTAR VIVIENDO MÁS TIEMPO Y SANO PARA QUE CONVIVAS CON TUS SERES QUERIDOS… DESAYUNADO TEMPRANO, LLEVARÁS ENERGÍA SUFICIENTE MISMA QUE TE AYUDARÁ A QUE TU MENTE SEA MÁS ÁGIL, TUS PENSAMIENTOS MÁS ESPONTÁNEOS, TU CUERPO MÁS RELAJADO, CON MAYOR FACILIDAD DE MOVIMIENTO Y POR LÓGICA… TE ESTRESARÁS MENOS.

 Fuente: Dra. Daniela Jakubowic (Endocrinóloga)

Algas: alimentación viva del mar

Ensalada de Algas -  Alimentacion para la Salud

En los últimos años se ha visto un incremento en el aprovechamiento de las algas en el campo de la alimentación, ya que un gran número de especies son comestibles. Ricas en clorofila, carbohidratos y proteínas, así como en potasio, sodio, azufre, calcio, magnesio y cloro, también son una buena fuente de hierro, manganeso, cobre, zinc y cobalto. Por otro lado, algunas algas son una buena fuente de yodo. Además, tienen una alta disponibilidad y son fácilmente cultivables. 

Las algas marinas tienen significativas cualidades nutritivas, estimulantes, tónicas, reguladoras y reconstituyente, por eso muchas marcas de cosméticos las utilizan. Hay cerca de diez mil especies de algas distintas. Poseen mil veces más yodo que cualquier otra planta, siendo este un eficiente antiséptico natural. Contienen altísimos niveles de minerales y poseen propiedades emolientes como el alginatos y carragenados, maravillosos para la piel y el cabello.

Desde el punto de vista curativo, cada vez se utilizan más los baños tonificantes de algas. Estas curas se recomiendan para la recupareación, cuando se han sufrido fracturas o luxaciones, algunas operaciones relacionadas con los huesos y para el tratamiento de artrosis, osteoporosis, celulitis, problemas de la piel y estados de fatiga física y mental.

Suelen comercializarse secas de diversas formas: láminas, copos, gránulos o polvos. Deben conservarse en recipientes herméticos, en lugar fresco y seco.

Propiedades de las algas:

  • Previenen enfermedades tan diversas como el cáncer, la hipertensión o la osteoporosis;
  • Mantienen las arterias sanas y el sistema digestivo en óptimo funcionamiento;
  • Alcalinizan la sangre y depuran nuestro organismo de los ácidos propios de la dieta moderna;
  • Su contenido en grasas es bajo y sus carbohidratos no se absorben plenamente;
  • Sin ricas en vitaminas A, B, C, D3, E, K y en menor cantidad B12
  • Ayudan al buen funcionamiento de la glándula tiroides;
  • Colaboran en el tratamiento de hinchazones, nódulos, bultos, bocio, y enfermedades cutáneas.
Se ha demostrado en Japón que una de las principales propiedades de las algas es su capacidad de hacer que el cuerpo expulse los metales contaminantes radioactivos y tóxicos que pueda haber absorbido.
Algunas de las variedades de algas comestibles que podemos fácilmente conseguir en el Barrio Chino y en todas las Dietéticas son: Iziki, Kombu, Nori, Wakame, Agar Agar y mucho más.

 

Frutos Secos

frutos-secos - Alimentacion

ALMENDRAS:

Ricas en proteínas completas y calcio. Son muy energéticas y una gran fuente de fibras y grasas insaturadas. Poseen vitamina A, B y E. Contienen potasio, zinc, magnesio, hiero, cobre, selenio, manganeso, fósforo y ácido fólico.

SÉSAMO:

Aporta proteínas. Contiene grasas y lecitina. Es rico en vitamina B1, B2 y E. A su vez, posee alto contenido en hierro, además de otros componentes clave como calcio, magnesio, cobre, fósforo, silicio, zinc, potasio y cromo.

CASTAÑAS DE CAJÚ:

Aportan proteínas y ácidos grasos insaturados. Poseen vitaminas del complejo B1, B2 y B5. Es fuentes de minerales como hierro, calcio, magnesio, potasio, zinc, fósforo y selenio. Aportan fibras.

GIRASOL:

Aporta proteínas y ácidos grasos que ayudan ante problemas circulatorios. Posee alto contenido en calcio y vitamina E, que es muy buena para la piel y antioxidante. Contiene además hierro, fósforo, magnesio, potasio, manganeso, flúor, yodo y zinc.

LINO:

Posee un alto contenido en fibras y es rico en ácidos grasos esenciales como el linoleico, omega 3 y omega 6. Aporta proteínas, vitaminas, mucílagos, enzimas, aminoácidos y minerales como el calcio, cromo, hierro y fósforo.

NUECES:

Ricas en grasas insaturadas, antioxidantes, omega 3 y omega 6. Reducen el nivel de colesterol total. Aportan vitaminas del complejo B, A y E. Contienen potasio, zinc, magnesio, hierro, cobre, selenio, manganeso, fósforo, calcio y ácido fólico.

Powered by WordPress | Designed by: seo service | Thanks to seo company, web designers and internet marketing company