Novedades

¿Por qué es tan importante el desayuno?

Esta es una explicación muy buena realizada por la endocrinóloga Dra. Daniela Jakubowic, a cerca del proceso hormonal al comienzo del día.

 RIIINNNGGGG!!!!!!!!!

 Suena el despertador y el cerebro empieza a preocuparse:

 ”Ya hay que levantarse y nos comimos todo el combustible’”…………..

 Llama a la primera neurona que tiene a mano y manda mensaje a ver qué disponibilidad hay de glucosa en la sangre.

Desde la sangre le responden:’Aquí hay azúcar para unos 15 a 20 minutos, nada más’.

El cerebro hace un gesto de duda, y le dice a la neurona mensajera: ‘De acuerdo, vayan hablando con el hígado a ver qué tiene en reserva’.

En el hígado consultan la cuenta de ahorros y responden que ‘a lo sumo los fondos alcanzan para unos 20 a 25 minutos’.

 En total no hay sino cerca de 290 gramos de glucosa, es decir, alcanza para 45 minutos, tiempo en el cual el cerebro ha estado rogándole a todos los santos a ver si se nos ocurre desayunar.

 Si estamos apurados o nos resulta insoportable comer en la mañana, el pobre  órgano tendrá que ponerse en emergencia: ’Alerta máxima: nos están tirando un paquete económico. Cortisona, hija, saque lo que pueda de las células musculares, los ligamentos de los huesos y el colágeno de la piel’.

La cortisona pondrá en marcha los mecanismos para que las células se abran cual cartera de mamá comprando útiles, y dejen salir sus proteínas. Estas pasarán al hígado para que las convierta en glucosa sanguínea. El proceso continuará hasta que volvamos a comer.

 Como se ve, quien cree que no desayuna se está engañando: Se come sus propios músculos, se auto devora. La consecuencia es la pérdida de tono muscular, y un cerebro que, en vez de ocuparse de sus funciones intelectuales, se pasa la mañana activando el sistema de emergencia para obtener combustible y alimento.

 ¿Cómo afecta eso nuestro peso?

 Al comenzar el día ayunando, se pone en marcha una estrategia de ahorro energético, por lo cual el metabolismo disminuye. El cerebro no sabe si el ayuno será por unas horas o por unos días, así que toma las medidas restrictivas más severas.

Por eso, si la persona decide luego almorzar, la comida será aceptada como excedente, se desviará hacia el almacén de ‘grasa de reserva’ y la persona engordará.

La razón de que los músculos sean los primeros utilizados como combustible de reserva en el ayuno matutino se debe a que en las horas de la mañana predomina la hormona cortisol que estimula la destrucción de las proteínas musculares y su conversión en glucosa.

ASÍ QUE YA LO SABES AHORA…NUNCA MÁS SALGAS SIN DESAYUNAR, TU ORGANISMO TE LO AGRADECERÁ Y COMPENSARÁ CON MAYOR SALUD, MISMA QUE PODRÁS DISFRUTAR VIVIENDO MÁS TIEMPO Y SANO PARA QUE CONVIVAS CON TUS SERES QUERIDOS… DESAYUNADO TEMPRANO, LLEVARÁS ENERGÍA SUFICIENTE MISMA QUE TE AYUDARÁ A QUE TU MENTE SEA MÁS ÁGIL, TUS PENSAMIENTOS MÁS ESPONTÁNEOS, TU CUERPO MÁS RELAJADO, CON MAYOR FACILIDAD DE MOVIMIENTO Y POR LÓGICA… TE ESTRESARÁS MENOS.

 Fuente: Dra. Daniela Jakubowic (Endocrinóloga)

La relación Ácido-Alcalina en nuestro organismo

Cualquier componente biológico-orgánico que haya en la naturaleza sufre una reacción de forma ácida o alcalina Para comprobar dicho proceso la medición se realiza por medio de una escala que se denomina pH, cuyos valores oscilan entre el rango de 0 a 14, siendo 7 de PH el valor que se ha determinado como neutro.

Los diversos tipos de alimentos, independientemente de su pH en estado natural, ponen en funcionamiento varias reacciones químicas y enzimáticas dentro de nuestro organismo.  Es decir, hay alimentos que alcalinizan nuestra sangre, y alimentos que pueden ser acidificantes.

Qué es alcalinidad y qué es la acidez?

Después de haber terminado el proceso de digestión, todo aquello que hubiéramos ingerido se descompone en los nutrientes básicos de los cuales estaba formado; es decir que pasa a ser materia asimilable por nuestro organismo que, dependiendo de la cantidad de proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas, fitonutrientes, trazas minerales etc. que posean, determinarán la acidez o la alcalinidad residual.

El exceso de alimentos ácidos y la falta de alimentos alcalinos en nuestra dieta son clave en la tendencia ácida del pH de nuestra sangre y organismo, lo cual puede provocar problemas que afecten, incluso gravemente, a nuestra salud. Por eso, es importante conocer cómo influyen en nuestro cuerpo los alimentos alcalinos y los alimentos ácidos, ya que para que nuestras células trabajen de forma correcta y apropiada su pH debe ser ligeramente alcalino.

En una persona que esté en perfecto estado de salud el pH de la sangre debe estar entre 7,35 y 7,45. En todo momento la sangre se está autorregulando para no sobrepasar el pH de la franja anteriormente citada y no entrar en acidez metabólica, garantizando así el buen funcionamiento de las células de nuestro cuerpo para una óptima salud. Las células que componen nuestros órganos obtienen las bases que neutralizan la acidez de nuestra sangre sobre todo después de haberse efectuado la metabolización de los alimentos alcalinos ingeridos. Lo importante para nuestra óptima salud, en resumen, es el equilibrio del pH del cuerpo.

¿Qué sucede ante un pH ácido en nuestra sangre?

Uno de los principales minerales para neutralizar la acidez en la sangre es el calcio, por lo cual si nuestra alimentación tiende a ser ácida, nuestra organismo usará sabiamente éste mineral de los huesos, dientes y tejidos para neutralizar esta acidez en sangre, pudiendo ocasionar una desmineralización de nuestro organismo que contribuya a ocasionar problemas y aparecer enfermedades tales como: osteoporosis, caries, uñas frágiles y quebradizas, anemia, debilidad, problemas digestivos, etc.

Para garantizar la alcalinidad de la sangre, por lo menos un 80% de los alimentos que ingerimos debieran ser alcalinos y el otro 20% ácidos. No quiere decir que elimine totalmente estos alimentos ácidos sino que simplemente debe consumirlos con prudencia y consciencia, y comprender mejor cuál es la importancia que poseen los nutrientes en su vida.

Sobre todo, los alimentos alcalinos se encuentran en: Frutas – Verduras – Cereales Integrales – Miel

Algunos de los alimentos ácidos que producen la acidificación de la sangre: Lácteos – Quesos – Carnes – Cereales refinados – Azúcar blanca – Té – Café – Gaseosas – Alcohol.

Además de los alimentos alcalinos, la respiración profunda genera un mayor oxígeno en sangre, lo cual alcaliniza nuestro organismo; además, el descanso, los buenos pensamientos, la relajación, así como el aire fresco y la ejercitación ayudan a mantener el balance del pH corporal. 

¿Qué son los Radicales Libres?

A través de los postulados de la Medicina Ortomolecular buscamos lograr el equilibrio molecular del organismo, interviniendo activamente en los procesos de oxidación y antioxidación, y ello está estrictamente ligado al concepto de “radicales libres”, fenómeno que se produce con la utilización del oxígeno como fuente de energía.

Los radicales libres son compuestos originarios del aire que interactúan con las moléculas del organismo humano llevándolo a la pérdida o reducción de su función fisiológica, con el consecuente envejecimiento patológico.

Hay muchos mecanismos producidos por la vida moderna que generan radicales libres, con su consecuencia que es el estrés oxidativo. Alguno de estos son:

  • Radiaciones solares
  • Agroquímicos
  • Alimentación inadecuada
  • Cigarrillo
  • Contaminación e intoxicación por metales pesados
  • Estrés físico y psíquico
  • Sedentarismo
  • Obesidad

En este sentido, las vitaminas cobran fundamental importancia, cuya fuente más importante es la alimentación. Es decir, las vitaminas no son sintetizadas por el organismo, su origen es fundamentalmente dietético y son elementos esenciales para la vida.

En este sentido, es importante saber que para extraer la mayor cantidad posible de vitaminas de nuestra dieta diaria, debemos tener algunos datos sobre la cocción de los alimentos, y eliminar los alimentos refinados ya que estos pierden en su proceso industrial todas las vitaminas que originalmente poseían. Los granos integrales, por ejemplo, contienen todas las vitaminas originales encontradas en su piel. Por otra parte, la cocción excesiva de vegetales desnaturaliza muchas de sus vitaminas, siendo el cocido a vapor el menos perjudicial.

Muchas disfunciones orgánicas pueden ser combatidas por la acción de nutrientes, entre ellos las vitaminas. Además de las vitaminas que encontramos en los alimentos, existen las sintetizadas industrialmente, que nos ayudan a complementar nuestra dieta y tratar dolencias por su acción medicamentosa.

Todas las vitaminas tienen su acción terapéutica, y se pueden tratar muchas disfunciones orgánicas por la acción de estos nutrientes. Para ello se necesitan dosis elevadas, por eso recurrimos a la suplementación vitamínica.

Algunos ejemplos:

  • La vitamina C es un poderoso nutriente que inhibe los radicales libres, siendo uno de los más potentes antioxidantes. Su fuente alimentaria la encontramos en cítricos, brócoli, coliflor. Es muy común incorporar este complemento vitamínico de forma sintética a nuestra dieta, ya que no tiene contraindicaciones y su acción continuada produce grandes efectos benéficos. Un gramo de vitamina C equivale aproximadamente a treinta naranjas.
  • Las vitaminas B3 y B6 asociadas al magnesio son nutrientes esenciales en los tratamientos terapéuticos para la depresión, ya que contribuyen a la producción de serotonina. Encontramos estos nutrientes en la levadura de cerveza, almendras, salmón, atún, trigo integral, hongos, arroz integral.
  • La vitamina E es un poderoso antioxidante, protege las membranas celulares y las neuronas. Su fuente alimentaria está en las hojas verdes crudas, nueces, avellanas, semillas de girasol, brotes de soja.

Es importante tomar conciencia que al incorporar mayor cantidad de vitaminas a nuestro organismo, combatimos el estrés oxidativo generado por los radicales libres. Eso conduce a que tengamos una mejor retroalimentación de energía en nuestro cuerpo, creando un combustible de mejor calidad para todas nuestras células, órganos y tejidos. En este sentido, las vitaminas, junto a otros nutrientes, son fuente de salud y calidad de vida.

 

Libros consultados:

“El ABC de la Medicina Orthomolecular” del Dr. Efraín Olszewer y Dr. Alberto Concolino

“Alimentación Fisiológica” del Dr. Luis Sananes

Camino hacia una alimentación natural y nutritiva

Estamos acostumbrados a elegir los alimentos teniendo como objetivo la gratificación del paladar antes que la nutrición del organismo. Esto genera una cadena de factores nocivos que atentan contra nuestra salud. Por eso, para vivir de forma saludable es fundamental modificar esta premisa y alimentarnos en función de los nutrientes que nuestro organismo necesite.

Para vivir en un estado de salud y calidad de vida, debemos ordenar nuestras prioridades, y en lo que a la alimentación se refiere es fundamental tomar conciencia de que el principal objetivo al ingerir alimentos debe ser la óptima nutrición de nuestro cuerpo, su fortaleza y vitalidad.

Sabemos bien que vivimos en una cultura de consumo feroz, que crea estímulos artificiales que nos llevan a consumir lo que no necesitamos. Los alimentos refinados, industrializados, los alimentos artificiales, los aditivos y las comidas elaboradas, lejos de tener nutrientes para nuestro cuerpo, nos alejan de la naturaleza y de las necesidades propias de nuestro organismo, además de que ensucian literalmente todo el sistema. Por eso, si queremos lograr recuperar la plenitud debemos primero ordenar nuestra alimentación. Esa es la base.

Toda persona que desee vivir en equilibrio y salud debe tomar conciencia que toda dolencia física se debe fundamentalmente a un estado de desorden al cual ha llevado a su organismo. Reestablecer el orden y armonía natural de nuestro organismo es una tarea sencilla si existe voluntad para vivir en un estado de salud y bienestar. Solamente hace falta actitud hacia la sanación y tiempo para que el proceso de reestablecimiento del equilibrio se logre: humildad y paciencia.

Es importante darnos cuenta que uno mismo es quien genera la situación de desorden, y es uno mismo quien puede remediar el problema. Solo necesitamos retornar a los hábitos saludables que nunca debimos abandonar, y asumir que nosotros somos nuestro cuerpo y somos los únicos responsables de nuestra calidad de vida.

Podemos comenzar por eliminar gradualmente todos los alimentos nocivos y tóxicos que solemos ingerir en nuestra dieta habitual, reemplazándolos por aquellos alimentos que nos aportan nutrientes esenciales, y comenzar a depurar y limpiar nuestro organismo. Si cambiamos la calidad de nuestro combustible, cambiará la calidad de funcionamiento de nuestro sistema radicalmente.

Hay alimentos que ensucian y alimentos que limpian. Si queremos vivir en un estado de bienestar y calidad de vida, debemos rectificar los hábitos nocivos que intoxican y desequilibran nuestra salud, y comprender que nuestra alimentación debe ser fisiológica y saludable para garantizar un combustible vitalizante.

Una alimentación natural y fisiológica está fundamentalmente basada en todos los alimentos que nos brinda la naturaleza, ya sean de origen vegetal o animal: leche, frutas, semillas, verduras y hortalizas, granos legumbres, huevos, carnes.

Alimentos que ensucian el organismo:

  • Refinados industriales: azúcar blanca, harina blanca, arroz blanco, aceites refinados, sal refinada. Alimentos industrializados, gaseosas, panificados, copos de cereales, golosinas, productos light.
  • Margarinas: aceites vegetales hidrogenados y los numerosos productos masivos que los contienen: helados, lácteos, golosinas, papas fritas, panificados.
  • Edulcorantes, conservantes y aditivos sintéticos, y los numerosos alimentos de uso masivo que los contienen, dado que “engañan” al cuerpo (provocan hipoglucemia y obesidad) inhiben la química corporal (flora, hígado) e intoxican.
  • Productos animales de cria industrial, incluidos lácteos y sus derivados.

Alimentos saludables que limpian el organismo:

  • Frutas: futos secos y frutas frescas preferentemente de la estación actual, madurados naturalmente, en jugos, licuados y/o enteras.
  • Hortalizas: vegetales frescos, preferentemente de la estación actual y madurados naturalmente.
  • Semillas: se pueden ingerir enteras crudas, hacer germinados, leches vegetales.
  • Cereales y legumbres: granos enteros, es decir granos integrales bien cocidos. Es aconsejable la combinación de un cereal y una legumbre para garantizar la calidad de la ingesta proteica.
  • Grasas: aceites de oliva/girasol/lino, de prensión en frío, sin refinación y preferentemente usados en crudo.
  • Soja: en forma de porotos, harinas, texturizados, aceites refinados, proteína aislada, leche de soja.
  • Proteínas: pescados, frutos de mar y proteína vegetal. Consumiendo variedad, complementación y rotación de todos los alimentos anteriormente citados no puede haber carencias.
  • Condimentos: sal marina no refinada, especias, etc.
  • Endulzantes: azúcar integral, miel de abejas.
  • Complementos naturales: el germen de trigo, la levadura de cerveza, algas marinas, etc.

Libros consultados:

“Alimentación Fisiológica” del Dr. Luis Sananes.

“El Paquete Depurativo” de Néstor Palmetti

Vacuna Anti-Age: la renovación de la salud

La vacuna antiedad, un  complejo de células  embrionarias (embryonic antiage complex), consiste en  un  tratamiento anti-envejecimiento de  orígen suizo, que se administra como una vacuna.

Su  acción  antiedad es altamente específica, potente y eficaz, ya que restaura y revitaliza las funciones vitales del organismo y le pone freno al envejecimiento. Trata al individuo desde una perspectiva global y sus principios activos convergen en la prevención.

Muchas afecciones envuelven un irreversible deterioro de algunas células  o tejidos. La vacuna antiedad logra regenerar y renovar las células dañadas, siendo la herramienta más poderosa hasta hoy conocida, para combatir muchos padecimientos y devolver la calidad de vida.

Es un producto seguro, y carece de toxicidad, no presenta contraindicaciones con las dosis recomendadas, y tampoco interacción alguna con otros medicamentos.

Mecanismo de acción

Los activos bioestimulantes de las células, inmediatamente ingresados al organismo, aportan los materiales de renovación celular, facilitando la regeneración saludable de los tejidos y la revitalización de las funciones orgánicas. Esta actividad se refleja en un aumento de energía y brinda la tranquilidad de vacunarse para la prevención de signos y enfermedades propias del envejecimiento.

Sólo hay que disfrutar de la salud y calidad de vida alcanzada, mientras el proceso de renovación celular profunda se desencadenaObedece a las leyes de la biología dejando que actúe y avance orgánicamente, actuando de la siguiente manera:

  • Llega a la célula para regenerarla y renovarla.
  • La célula sana regenera y renueva el tejido.
  • El tejido restablecido regenera y renueva el órgano.
  • El órgano mejorado regenera y renueva el sistema.
  • Los sistemas revitalizados regeneran y renuevan el organismo general.
  • Por último, la misma fisiología sostendrá los resultados completos alcanzados con esta vacuna antiedad, elevando la expectativa de duración y calidad de vida.

Con la vacunación anual se previenen para siempre la ingestión crónica de medicamentos y las preocupaciones. 

Proceso en el organismo

Las células vitales y liofilizadas contenidas en la vacuna una vez aplicadas se reactivan, pasan inmediatamente al torrente sanguíneo, y el organismo comienza el proceso de desintegración de las mismas.

En esta primera fase el material introducido es atacado por los macrófagos para pasar a formar parte estructural del líquido extracelularAquí se desarrollan procesos físicos conocidos como picnocitosis y ósmosis entre otros.

En su segunda fase, las células completamente fraccionadas se dirigen hacia el medio intracelular, donde ejercerán su efecto reparador y renovador. Aún pasadas tres o cuatro semanas desde la aplicación de ésta vacuna, hasta 10 a 12 meses después, y gracias a los exclusivos efectos de renovación celular, se desenvuelven los procesos regenerativos.

Composición

La vacuna  esta compuesta por aminoácidos y enzimas.

Aminoácidos: la proporción de aminoácidos en el organismo obedece a las proteínas ingeridas, de la síntesis celular y de la excreción renal selectiva. Aquellos que logran ingresar al interior de las células, se combinan entre sí por el efecto de la fermentación intracelular y forman proteínas, las cuales no superan una cantidad límite de almacenamiento en cada célula. Otros aminoácidos circulantes se transforman en nuevos productos a nivel hepático, y se emplean para liberar energía o se almacenan en forma de grasa. Los que no son utilizados se eliminan por vía renal.

Enzimas: las enzimas presentes en la vacuna actúan como catalizadores de las múltiples reacciones metabólicas involucradas en el funcionamiento celular. En combinación con las vitaminas y los antioxidantes favorecen la integridad de las membranas, además de estimular el metabolismo celular y la regeneración de los sistemas del organismo. Una vez introducidas, las enzimas se distribuyen en forma dirigida hacia puntos particulares donde se sitúa algún padecimiento por deficiencia de las mismas.

Esta acción orientada se basa en la interacción con la macroglobulina alfa-2 producida por los macrófagos y monocitos activados. Las células que activan el sistema inmunológico proporcionan, principal y rápidamente, las enzimas presentes en las proteinasas. Por ende, en las zonas con tejidos inmunológicamente activos se produce una actividad proteolítica superior en el caso de las enzimas hidrolíticas.

La acción sinérgica de los componentes estimulan  el desarrollo y crecimiento de todos los tejidos del organismo capaces de crecer, al tiempo que promueve la mitosis y un mayor volumen celular con un patrón genético menos defectuoso.

Terapia de Quelación: el tratamiento para la longevidad

La Terapia de Quelación es un tratamiento de prevención del envejecimiento, una forma tratamiento cuyo objetivo es la limpieza y renovación de la sangre. 

Un aminoácido artificial, llamado EDTA, Acido Dietil-Amino-Tetra-Acético, es administrado al paciente por vía intravenosa, bajo la prescripción y supervisión médica. El fluído conteniendo EDTA es administrado a través de un suero intravenoso en el brazo del paciente.

La Terapia de Quelación permite revertir el endurecimiento de las arterias -que deriva en tantas patologías, como por ejemplo, la arterioesclerosis-, eliminar metales tóxicos del torrente sanguíneo e incrementar minerales como el magnesio y el potasio, fundamentales para el funcionamiento neuronal.

Tiene un efecto sistémico antioxidante, por lo tanto frena el envejecimiento, mejora la elasticidad de la piel y de las arterias, el funcionamiento del cerebro,y reacomoda la grasa corporal.

La Medicina Ortomolecular: uno de nuestros pilares

La Medicina Ortomolecular propone el mantenimiento del equilibrio del organismo y la prevención de enfermedades con métodos naturales basados en un plan alimentario, actividad física y la ingesta de nutrientes.

El término Medicina Ortomolecular fue propuesto por él doctor Linus Pauling (Premio Nóbel de Química 1956) y deriva del griego “Orthos” que significa lo correcto y “Molecular” debido a que ciertas enfermedades se originan por agresiones a las biomoléculas. Es una forma de entender el cuidado de la salud, basando sus acciones en la prevención. Es un concepto de vida que entiende a la salud desde una mirada 100% preventiva.

Esto mismo promovemos en MEDICINA EN SALUD generando diagnósticos y tratamientos con una mirada holística, integradora, y apuntando al equilibrio porque desde nuestra perspectiva consideramos que las enfermedades se pueden impedir y/o detener.

Se basa en tres claves: la alimentación, los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, y la incorporación de antioxidantes.

“Ortho” es una palabra griega que, justamente, significa equilibrio, hablamos de equilibrio bioquímico o molecular.

Cada cosa que nos pasa tiene su correlato químico, porque el organismo es un gran laboratorio. Comemos por reacciones químicas, digerimos por reacciones químicas, dormimos y caminamos por las mismas razones, y si no está bien comandado, el organismo se desordena. Hay que entender, además, que cada célula es un laboratorio en sí mismo, por eso, mantener el orden suele ser complejo, aunque no imposible.

Los responsables del deterioro son los radicales libres, ya que su exceso produce el envejecimiento celular. Las células envejecen o se deterioran por este mecanismo y aparecen las enfermedades crónicas, como la diabetes, la obesidad, el hiper o hipotiroidismo, el Alzheimer, o problemas degenerativos como el cáncer, la artrosis o la artritis. La producción de radicales libres se potencia o multiplica por la incorrecta alimentación, la vida sedentaria y el ejercicio desmedido, el alcohol en abundancia, el cigarrillo, la exposición a radiaciones solares, algunos medicamentos, la interacción de medicamentos, la intoxicación con metales pesados.

Para que todos podamos tener una mejor vida es necesario recuperar el equilibrio

En MEDICINA EN SALUD tomamos la Medicina Ortomolecular como uno de nuestros pilares, consideramos al ser humano como una totalidad, de manera holística, diseñando un programa único y exclusivo para cada uno de nuestros pacientes, planificando un programa de alimentación, entrenamiento físico y la incorporación de prácticas terapéuticas especiales y antioxidantes, como la Terapia de Quelación, Suplementación Parenteral, y Plasma Rico en Plaquetas (PRP). 

Planes intensivos integrales

Profesionales de diferentes áreas, médicos, nutricionistas, psicólogos y entrenadores físicos, trabajan coordinadamente bajo la dirección de un equipo médico. Nuestro objetivo es poder acompañar a todas las personas -niños, adolescentes y adultos- que decidan encarar procesos de cambio, ayudarlos a transformar sus hábitos de vida en otros más saludables y así tener una mejor y mayor calidad de vida.

Trabajamos realizando Coaching en Salud con propuestas integrales de reeducación. La meta central es que la persona aprenda a cuidar su salud y lo incorpore a su ser,integrando hábitos alimentarios, físicos, de conciencia del cuerpo y de la emocionalidad.

Comunicate con nosotros para saber más detalles 

 

 

Salida saludable Mar de las Pampas

Alimentación Consciente

Nuestro objetivo es cuidar nuestra salud, nuestra vitalidad, para así vivir más y mejor. Para ello, es fundamental nutrirnos de forma completa, incorporando proteínas, grasas e hidratos de carbono en cantidad y calidad óptima en cada fase de la vida.

Desde MEDICINA EN SALUD proponemos una dieta equilibrada en base de:

Proteínas: en su mayor parte de origen vegetal.

Hidratos de carbono: cereales integrales, completos, con su cáscara y germen.

Grasas: de origen vegetal, semillas y aceites, nueces y almendras; y pescados de mar, que contienen grasas mono y poliinsaturadas, reguladores del colesterol y de los triglicéridos.

Vitaminas y minerales: son elementos esenciales, con gran capacidad antioxidante como las vitaminas E, C y beta-caroteno, y los oligoelementos que constituyen el núcleo central de enzimas antioxidantes como el cobre, zinc, selenio, manganeso, y hierro. Se los encuentra en gran cantidad en los alimentos vegetales.


The following are tips to help applicants find appropriate topics, styles, and tones for their personal statements. Please also see the University of California’s writing a personal statements Here’s a guide to writing a personal statement for your college applications that will rise to the top of the pile.

Powered by WordPress | Designed by: seo service | Thanks to seo company, web designers and internet marketing company